sábado, 14 de enero de 2017

🌙

Si alguien me hubiera mentido
diciéndome que nunca llegarías
le estaría creyendo todavía
de no ser por la fuerza
y expresividad de tu mirada
aún cuando no dices nada.
Y porque ni siquiera,
el más bello largometraje
hubiera sabido capturar
esta aventura tan salvaje,
que incluso me hace durar
cuando te tengo cerca
si algo así, puede ser real.

Porque ese calor que me das
es tan intenso,
que es capaz de hacerme vibrar
en algo tan simple como un beso
y puedo oirte gritar
en cada uno de mis huesos,
lo mucho que añorabas soñar.
Y si esto es soñarnos,
no quiero volver a despertar.
Porque mientras nuestros besos
sigan siendo eternos,
no quiero parar de soñar
y que sonriamos al vernos,
y que esa mirada antes de marchar
siga reflejando el miedo a perdernos.
Y que cada silencio
sea capaz de decir
que siempre nos sobrará tiempo
aunque faltan las palabras,
porque nunca faltaran las ganas.

Y que el mundo siga girando,
que yo te seguiré mirando.
Porque cuidarte no es una opción.
Y siguen sin hablar de ti
en ninguna canción de amor.
Porque aunque intentase huir,
no sé que sería peor,
el dolor por temor
o el temor al dolor.
Pero sé que me cundiría
reinvertarte cada día
y quererte cada vez mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario